MECHAS BABYLIGHT – ilumina tu melena de la forma más natural

Posted on

Las mechas babylight se han convertido en las favoritas de las amantes de los efectos naturales en el cabello. Una técnica perfecta si buscamos efectos de aclarado sutiles, disimular las primeras canas, e incluso dar más volumen a los cabellos finos.

Si lo que quieres es aportar luminosidad extra a tu melena pero no quieres teñirla, y no te gustan los efectos marcados, las mechas babylight son la opción ideal para ti. Es una técnica que se caracteriza por crear sutiles puntos de luz sobre tu tono natural, sea cual sea tu base.

Las mechas babylight son unas mechas súper finas, que nacen de forma suave cerca de la raíz para ir ganando intensidad de color en medios y puntas. Podemos optar por un efecto muy sutil y que ese degradado sea apenas imperceptible, o por un efecto más marcado potenciando la diferencia de color entre raíces y puntas.

Tanto para rubias, como para morenas y pelirrojas

Cuando hablamos de babylights es fácil que nos vengan a la cabeza imágenes de melenas rubias. Pero esta técnica se puede realizar en todos los tonos de base, ya seas morena, castaña o cobriza. Lo único que va a cambiar es el tono de la mecha, y el efecto conseguido.

Para los resultados más naturales, debemos decantarnos por tonos que se fusionen con nuestro tono de base o tono natural. Con que existan do o tres tonos de diferencia es suficiente para lograr la luminosidad que buscamos, sin perder la naturalidad en el cabello.

Aunque las mechas babylight son sinónimo de naturalidad, es una técnica que te permite crear sin límites, perfecta para combinar con otras técnicas como el balayage, e incluso trabajarlas en tonos fantasía.

Camufla las primeras canas, sin necesidad de teñir tu melena

Esta técnica nos permite disimular las primeras canas, ya que podemos adaptar los tonos de las mechas a los diferentes porcentajes de cana que podemos ver en una misma melena: por lo general, las primeras canas aparecen en las zonas delanteras, como las patillas y las sienes.

En estas zonas podemos intercalar dos tonos de mechas (uno, el elegido para el color global, y otro, parecido a nuestro color natural, para oscurecer las canas).

Aporta volumen a los cabellos finos

En los cabellos finos y lacios esta técnica nos va a aportar volumen de dos formas diferentes. La primera, el volumen visual que nos proporcionan las dimensiones y el movimiento que conseguimos con las mechas babylight. Son contrastes muy sutiles, pero que visualmente funcionan muy bien.

Al ser mechas de raíz a puntas, equilibramos la sensación de volumen, no como sucede con efectos como el ombré o las balayage, que saturan los medios y puntas dejando las raíces sin luz. En estos casos, en las melenas de cabello fino, se consigue volumen en la zona baja de la melena, y se acentúa más la falta de él en la raíz.

La segunda forma de volumen que conseguimos gracias a este tipo de mechas, el que conseguimos en cuanto al grosor del cabello. No es que “engrose” el cabello, pero el color (ya sea tinte o decoloración) aporta textura, y hace que las melenas finas sean menos lacias.

  • Share

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published.